El Rey está desnudo

RSS

La democracia ha muerto. ¡Viva la atomocracia!

atomocracia (del griego άτομο (átomo) “individuo”, y κράτος (kratos) “poder”): dícese de la forma de gobierno en la que cada individuo puede elegir cómo quiere ser gobernado independientemente de las decisiones de los demás individuos.

Cuentan los viejos del lugar que en una ciudad existían tres empresas dedicadas al marketing y la comunicación ubicadas en el mismo edificio, en tres plantas contiguas. El edificio tenía forma plana y estaba orientado hacia el sur. De esta forma algunas oficinas podían disfrutar siempre de la luz solar, pero las oficinas del otro lado del pasillo nunca recibían ningún rayo de sol. Todas las oficinas disponían inicialmente de un sistema de aire acondicionado centralizado. El problema de dicho sistema es que nunca satisfacía a todos. Cuando en verano más castigaba el sol, los ubicados en las oficinas con orientación sur exigían que la temperatura del sistema de aire acondicionado se disminuyera. Pero cuando así se hacía, los ubicados en las oficinas con orientación norte pasaban frío, y muchos acababan resfriados y solicitando la baja laboral. Si se obedecía a los que tenían las oficinas en la cara norte, entonces los empleados de las oficinas con orientación sur pasaban tanto calor que su productividad se reducía significativamente, y algunos también acababan pidiendo la baja.

En la empresa situada en la planta 7 de dicho edificio todas las decisiones las tomaba el jefe, que tenía la oficina en un extremo de la planta compartiendo orientación norte y sur. Cuando por la mañana el sol iluminaba su oficina el jefe reducía la temperatura del aire acondicionado de toda la planta, por lo que los empleados de la cara norte sufrían las consecuencias. Por la tarde, cuando el sol ya no iluminaba la oficina del jefe la temperatura era aumentada por el mismo, y eran los de la cara sur los que pasaban calor. Pero era el jefe, y nadie se atrevía a llevarle la contraria por miedo a ser despedidos.

En la empresa situada en la planta 8 del mismo edificio la temperatura se decidía por un sistema de votación, y la mayoría decidía si la temperatura tenía que subirse o bajarse. Dependiendo entonces la estación del año los partidarios de subir o bajar la temperatura se iban alternando en las victorias. Nunca nadie estaba contento pero cada empleado tenía la sensación de ganar al menos durante algunos meses, aunque en los otros sufriera las consecuencias.

La empresa de la planta 9 decidió acometer unas molestas y costosas obras de acondicionamiento de la planta entera, e instaló sistemas individualizados de aire acondicionado por cada oficina, con sus controles individuales. Así cada empleado podía situar la temperatura de su oficina como mejor quisiera, para crear el ambiente de trabajo más adecuado.

Con el paso de los meses la empresa de la novena planta empezó a ganar en competitividad a las de las otras dos, hasta llegar a un punto de casi arrebatarles el mercado y casi todos los clientes. Además, como cada vez tenían más trabajo, muchos empleados de las empresas en las plantas séptima y octava dejaron sus empresas y pidieron trabajo en la empresa situada en la planta nueve. Al cabo de un par de años la empresa de la planta 9 había absorbido por completo a las otras dos, alquilado sus dos plantas, y contratado a todos sus empleados, los cuales ahora disfrutaban de sistemas de aire acondicionado individualizados y mejores sueldos y condiciones debido a su mayor productividad.

La moraleja de la historia para los viejos del lugar estaba clara: “nadie sabe lo que es mejor para ti que tú mismo”.

Si el edificio de nuestra historia fuera el planeta Tierra, y cada planta fueran países, la forma de control del aire acondicionado serían sus respectivas formas de gobierno, siendo la de la séptima planta claramente una dictadura, y la de la octava planta una democracia. Los aspectos negativos rancios y contraproducentes de la dictadura son de sobra conocidos y no hace falta extenderse más en ellos. Pero… ¿y la democracia?

Pues bien, la democracia también está obsoleta.

En febrero de este año asistí a las conferencias internacionales de Students for Liberty (SFL) en Washington DC, y allí tuve el “honor”, de escuchar a Oliver Stone en directo durante uno de los paneles. Uno de mis amigos de Estudiantes para la Libertad (la rama latinoamericana de SFL) le preguntó sobre lo que estaba ocurriendo en Venezuela. En febrero las revueltas estudiantiles en Venezuela llevaban ya semanas produciéndose, habiéndose sobrado ya las primera pues. Ante esta pregunta la respuesta de Oliver Stone fue bastante vergonzosa: “las últimas elecciones en Venezuela fueron las más limpias y transparentes de su historia y la democracia en Venezuela es ejemplar; es la oposición quién está actuando antidemocráticamente”. No por esperada la respuesta fue menos lamentable. Cuando alguien como Oliver Stone, defensor de los peores regímenes totalitarios en Centro y Sudamérica, se erige en defensor de la democracia, es cuando te das cuenta que la democracia está muy muy jodida.

Pero no hace falta irse a Latinoamérica. En Turquía hace bien poco el presidente Erdogan fue pillado en una conversación con su hijo dando instrucciones para deshacerse de 700 millones de euros. La conversación inundó Internet y las redes sociales. En represalia Erdogán ordenó bloquear Twitter y Youtube, aplastando las revueltas que allí también se estaban produciendo en las calles. Y en las elecciones que se celebraron pocos días después volvió a arrasar.

Y tampoco hace falta salir del país, aquí en España somos también expertos en la materia: en las pasadas elecciones europeas el partido que ha gobernado durante 40 años en Andalucía y que está envuelto en infinitos casos de corrupción volvió a ganar. Lo mismo en Valencia. Y 1,2 millones de españoles votaron por un partido cuyo programa electoral, de ser llevado a cabo, condenarían al país al hambre y a la miseria.

Eso es democracia. ¿Y qué significa eso? Pues que la democracia está muerta. La democracia está superada. La democracia está obsoleta. No niego el papel histórico que la democracia ha tenido en la construcción de las sociedades libres pero esta ha llegado ya a su punto de saturación y solo puede involucionar.

¿Pero entonces, qué alternativas tenemos?

En el mundo de hoy en día, cuando te atreves a criticar a la democracia o te declaras contrario a ella es algo parecido a como que siendo negro meterte en una fiesta del KKK. Los talibanes de la corrección política te embarcarán en seguida con los peores dictadores, cuando muchos de ellos son a su vez defensores de las peores dictaduras mundiales. Lo que ellos no han entendido, o no quieren entender es que la alternativa a la democracia… no es la dictadura.

Por ejemplo, ¿qué pasaría si cuando votas a un partido determinado en unas elecciones, te vieras obligado a disfrutar o sufrir su programa? ¿Qué ocurriría si el voto condicionara tu vida? ¿Qué sucedería si en lugar de acabar siendo gobernado por lo que vota la mayoría, el voto significara que puedes elegir cómo quieres vivir independientemente de lo que voten los demás? ¿Repetirías tu voto al cabo de 4 años o cambiarías? ¿Cómo evolucionaría el electorado? ¿Y si pudieramos elegir la temperature del aire acondicionado como en el ejemplo inicial? ¿Y si en lugar de democracia, tuviéramos… atomocracia?

Probablemente estaréis pensando que es una idea muy descabellada, pero no lo es tanto. Gracias a los avances tecnológicos actuales, avances que muchos Gobiernos intentan detener a veces con más y otras con menos éxito, se podría implantar perfectamente. De hecho hace unos días saltó a las noticias que el PP estaba pensando en crear “barrios de lujo” donde se paguen más impuestos por tener mejores servicios públicos. ¿Qué tal al revés? No es tan difícil. Sólo hay que tener voluntad.

Pues sobre este tema, sobre la atomocracia, versa la presentación que en estos momentos, cuando se publique este artículo, estaré pronunciando en el Círculo de Bellas Artes de Madrid durante la Feria del Libro del Instituto Juan de Mariana, Liberacción. Y lo haré mientras presento el libro que he publicado recientemente: Perfectopía.

Y de eso, de atomocracia es de lo que trata Perfectopía. El libro comienza en la época actual donde el protagonista, Sam, es un chico del 15-M como cualquier otro de los que van de manifestación en manifestación protestando contra el capitalismo, los mercados, los ricos, las empresas… Las protestas se están recrudeciendo en toda Europa simultáneamente con el colapso económico y social del continente: El Gran Caos. Todas las estructuras de poder quedan destruidas; las revueltas y los asesinatos se producen por todos los rincones de cada país; dirigentes y casas reales huyen dejando a su suerte a sus ciudadanos…

Inmediatamente el libro se mueve en el tiempo y nuestro protagonista aparece de repente dentro de 15 años en un mundo nuevo donde este nuevo sistema, la atomocracia ya ha sido instaurada. En ese nuevo sistema las opciones posibles para votar son: los Planificados (o comunistas), los Semiplanificados (socialistas), los Tradicionales (o conservadores), los Naturales (ecologistas, anticiencia, antitecnologia, etc.) y los Libres. Pero aquí el voto ya tiene un significado mucho mayor que el de simplemente votar a un partido: eliges también un estilo de vida. Fiel a sus creencias Sam elige “Planificado” (al igual que muchos votaron con los ojos cerrados a Podemos en las pasadas elecciones) y entonces la historia se desenvuelve en torno a qué ocurre cuando te tienes que enfrentar a tus propios ideales.

En el libro se muestra cómo viven las distintas sociedades surgidas tras este nuevo sistema, la atomocracia, y entre ellos una que no se ha visto nunca todavía en acción: los Libres, una sociedad totalmente libre. Y a partir de ahí ocurren muchas cosas, muchas aventuras, mucha acción e intriga, pero para eso tenéis que leer el libro.

¿Implantamos la atomocracia? Bienvenidos a Perfectopía.


Artículo originalmente publicado en mi blog en Liberal Spain.

Sexo, mentiras, y mapas de España (e Israel)

Esta mañana me he desayunado con esto:

image

Una entrada en un blog de Público en el que traslada una de las grandes mentiras y manipulaciones que está circulando por Internet en las últimas semanas sobre el conflicto árabe-israelí a un mapa de España, como si la cosa fuera mínimamente comparable. Pero bueno, es Público, aparte del blog de Yuri esperar en ese medio un mínimo de información contrastada, seriedad y fiabilidad es como esperar que los impuestos bajen.

No le habría dado más importancia si no fuera porque el autor del dichoso mapa (o quién lo ha publicado, según RT) según esa entrada, es un tal Juan Segovia [1], quien es diputado socialista en la Asamblea de Madrid. Ahí la cosa ya se pone seria, porque es un representante político parte de toda esa nueva generación de políticos jóvenes de los que se espera un mínimo de formación, seriedad e integridad [risas enlatadas].

Aparte de demostrar la más flagrante ignorancia histórica, los dos, tanto el diputado como el periodista mienten de la forma más descabellada posible. No hace falta buscar mucho en Internet para descubrir que el mapa original del que el dipu ha hecho el suyo no es más que una burda manipulación de hechos. Pero es que tampoco es necesario ser un Shelock para encontrar la información que lo desmiente:

  1. Palestina, como Estado, no ha existido NUNCA.
  2. En 1917 todo el territorio del actual Estado de Israel, Gaza, Cisjordania y Jordania eran el mandato británico de Palestina (bajo control del Reino Unido tras la caída del imperio Otomano). Los que allí vivían no eran palestinos porque los palestinos como tal no existen [3]: eran árabes como los de Siria, Irak y otros países (que tampoco existían hasta 1922).

    image
  3. En noviembre de ese mismo año se firmó la declaración Balfour (hablamos de 1917) cuando el Reino Unido se compromete a crear un Estado Judío y otro árabe en Palestina, tal y como muestra este mapa [Actualización: El mapa es posterior y en la declaración Balfour no se menciona ninguna definición territorial concreta].

    image

  4. En 1922 el Reino Unido dividió finalmente Palestina en dos territorios: Palestina (se llamó así, supongo, por simplicidad, pero Palestina era todo el territorio) y Transjordania (la actual Jordania):

    image

    Según la declaración Balfour Según se podría inferir de la declaración Balfour, una vez creado el estado árabe de Transjordania, todo el oeste del río Jordán debería haber sido el Estado Judío (ver mapa en el punto 3). De hecho los judíos, en base a la declaración Balfour, y a la promesa del Estado Judío siguieron emigrando a Palestina durante los siguientes años hasta la Segunda Guerra Mundial (emigraban y compraban el terreno donde se instalaban, no lo ocupaban). Pero las cosas se complicaron por la oposición árabe.
  5. En 1939 los ingleses dicen que donde dije digo digo Diego y publican el Libro Blanco de MacDonald, donde traicionan la palabra dada en la declaración Balfour y deciden crear en Palestina (lo que queda) un complicado estado árabe con unos vergonzosos cupos máximos de inmigración judía justo cuando la situación de los mismos en Europa estaba empezando a ser “complicada” (esto es un eufemismo claramente, los estaban matando) y que hacían totalmente inviable una situación estable. Recordemos que en estas fechas este sigue siendo territorio británico. Pero a pesar de ser una oferta favorable a sus intereses, los delegados árabes también la rechazaron: no querían a judíos en su territorio. De hecho me gustaría destacar el detalle que la delegación árabe se negó a compartir la misma habitación con la delegación judía durante la presentación de la propuesta, y hasta entraron por puertas distintas. Los simpáticos árabes.
  6. Entre 1939 y 1945 unos seis millones de judíos son asesinados por toda Europa. Durante ese exterminio el Reino Unido había seguido limitando la inmigración judía a Palestina. Esta historia negra del Reino Unido quedó tapada por la victoria en la guerra, pero ahí está.
  7. Tras el fin de la guerra y por la vergüenza del holocausto, finalmente la ONU en 1947 decide crear el estado judío en Palestina, a medio camino entre la declaración Balfour y el Libro Blanco de MacDonald, y hace una complicada división digna de monos con parquinson y bolígrafo (supuestamente agrupando a las mayorías de población de cada lado, árabes –que no palestinos- y judíos). Cada “Estado” consistiría en tres franjas inconexas de tierra en las que para pasar de una a otra tienes que pasar por el otro Estado. A Israel le dejan el desierto del Negev, una estrecha franja frente al Mediterraneo y el terreno alrededor del Mar de Galilea. El resto a los árabes (repito, árabes, no palestinos). Imposible hacerlo peor:

    image
  8. A pesar de lo absurdo de la situación, los judíos deciden aceptar el plan de la ONU. Repito: los judíos deciden aceptar el plan de la ONU. Pero los países árabes de alrededor, no. Así, el 14 de mayo de 1948 los israelíes proclaman su independencia. Y el 15 de mayo, el mismo día de la retirada británica de la región, tropas libanesas, sirias, iraquíes, egipcias y transjordanas, apoyadas por voluntarios libios, saudíes y yemeníes, atacaron al recién proclamado Estado judío.
  9. A pesar de la inferioridad numérica y de medios con las que contaban los judíos, consiguieron ganar la guerra a los 8 países que los atacaron. Es durante esta guerra, y al final de la misma, cuando Israel pasa del mapa de 1948 al más parecido que tenemos ahora. Es decir, la ocupación de Israel sobre el territorio que según la ONU debería haber sido para el supuesto Estado Árabe (que no palestino) que nunca se creó fue producto de una guerra en la que un conjunto de países atacaron a otro (ocupando esos países árabes las zonas de Palestina que supuestamente iban a ser del Estado Árabe) y al vencer se anexionó esos territorios. Lo siento mucho, queridos lectores, pero casi todas las fronteras actuales son el resultado de incontables guerras con ganadores y perdedores. Nadie ahora puede rasgarse las vestiduras por eso:

    image

  10. Pero además, tras la guerra, en 1949, los territorios del supuesto Estado Árabe de Palestina, estaban ocupados por Egipto (Gaza) y Transjordania (Cisjordania). Es decir, Israel arrebató esos territorios a los países a los que venció en la guerra, no a los palestinos, que además, repito, no existían (ni existen) como tal.
  11. Egipto y Transjordania pudieron haber creado entonces el Estado Palestino en los terrenos que ocupaban, pero estaban demasiado ocupados odiando a Israel. Hubo dos guerras más, la de los Seis Días en 1967 (cuando Israel ocupó la península del Sinaí, Gaza, Cisjordania y los Altos del Golán) y la del Yom Kipur (en 1973).
  12. En 1979 se firma el tratado de paz entre Egipto e Israel e Israel devuelve la península del Sinaí a Egipto. Tierras a cambio de paz. Ahí salió bien.
  13. En 2005 Israel se retira unilateralmente de Gaza, desmontando asentamientos, y devolviendo el control a los “palestinos”. Ahí ya no salió tan bien. Los palestinos eligieron ser gobernados por los terroristas de Hamás y estos no han dejado desde entonces de atacar a Israel. Así hasta hoy. Con estos antecedentes Israel no tiene intención de retirarse de Cisjordania, donde por cierto gobierna Al Fatah con una relación podríamos decir que “aceptable” (comparado con Gaza).

Es decir, el mapa que está circulando por ahí de la supuesta ocupación de Israel:

image

Es MENTIRA:

image

Y trasladarlo a España como ha hecho el diputado Juan Segovia es una burda MANIPULACIÓN, y en ambos casos, tanto en el de Juan Segovia como en el de Strambotic es indicativo de una flagrante IGNORANCIA (al margen de que probablemente viviríamos mucho mejor y España sería más próspera si dicha “ocupación” hubiera tenido lugar). De hecho siendo estrictos, todo el oeste del río Jordán debería haber sido Israel.

He intentado en esta entrada contar un proceso muy complicado de muchos años y con muchos matices de la forma más resumida que he podido para que todos, incluso los que prefieren no saber y prefieren seguir ignorando la realidad sean capaces de leerlo. Pero si quieres profundizar más sobre el tema, te recomiendo este formidable compendio de la historia del conflicto.

[1] Lo gracioso de esto es que su cara me suena de algo, y creo que es de mis oscuras noches madrileñas de juventud de verlo por ahí saliendo de copas en Madrid. Pero podría equivocarme. O no. No, no me equivocaba.

[2] Lo de “sexo” del título no aplica a la entrada, pero quedaba bien para construir el título y además atrae lectores.

[3] Cuando me refiero a que “los palestinos no existen” me refiero a que no existen como etnia diferenciada del resto de los árabes de la región. Palestino proviene de los “filisteos”, que habitaban esa región mucho antes de que los árabes llegaran a esa zona. Palestina (y por ende “palestino”) se refiere a una descripción geográfica, y los judíos que vivían en Palestina antes de la creación de Israel también eran “palestinos”. En resumen, decir “palestino” es como decir “murciano”. 

Toda mi vida he oído hablar del conflicto “árabe-israelí” de Oriente Medio, y ha sido en la última década cuando se ha empezado a hacer hincapié en los “palestinos” como parte diferenciada del conflicto. Como muchas cosas en el problema de Oriente Medio, estoy convencido que esta no deja de ser otra estrategia de marketing de una de las partes del conflicto. 

Mis Juderías

Buscando buscando por la red he encontrado esta web donde hace ya algunos años leí toda la historia de Oriente Medio y los orígenes y evolución del conflicto arabe-israelí. Lo comparto ahora con vosotros porque creo que hay un gran desconocimiento sobre el tema (bueno, no lo creo, es evidente) y sería bueno que todos los que atacan a Israel ahora tuvieran al menos un poco de perspectiva histórica. Vamos, que hablen sabiendo de lo que hablan.

Está actualizado hasta… ayer mismo, así que yo aprovecharé para leerme los últimos años. También está indexado y es muy cómoda la navegación, por lo que se puede ir leyendo poco a poco, como un libro.

El aspecto “negativo” es que hay partes en ingles. Pero creo que ese es el menor de los problemas hoy en día.

Que lo disfrutéis.

El artículo que todo potencial votante de Podemos debería leer: La verdad acerca de Pablo Iglesias y su partido político Podemos

Yael Farache es periodista venezolana española que ha vivido muchos años en Caracas y Miami y ahora es residente en Canadá. Un amigo me envió este extenso artículo donde desglosa formidablemente y de un modo que no he leído hasta ahora (y he leído mucho sobre Pablo Iglesias y Podemos en los últimos dos meses) la verdadera estrategia de Pablo Iglesias, sus colegas y el nuevo partido estrella en la escena política española Podemos. Este artículo no se limita a acusar a los integrantes de Pablo Iglesias de estar a sueldo del gobierno bolivariano de Venezuela, tal y como hacen los torpes tertulianos y periodistas a los que se enfrenta usualmente Pablo Iglesias. No. Este artículo proporciona una excelente cronología de cómo se pasa de una democracia a una dictadura sin necesidad de disparar ni un solo tiro. Conforme lo vayáis leyendo os irán entrando escalofríos al constatar el paralelismo entre la estrategia de Hugo Chávez desde 1998 y la actual estrategia, palabras y consignas de Podemos y de Pablo Iglesias.

Como el artículo es muy largo he seleccionado aquí algunos de los extractos más relevantes. Espero que así al menos los potenciales votantes de Podemos le echen un vistazo, aunque no tengo muchas esperanzas porque la gran mayoría de los potenciales votantes de Podemos ya están convencidos y no van a leer nada que ponga en entredicho esa convicción. Si creéis que exagero mirad los comentarios al final del artículo.

En cualquier caso os recomiendo encarecidamente leer todo el artículo de Yael. Las negritas son mías:

La verdad acerca de Pablo Iglesias y su partido político Podemos

(…)

“Chávez decía que los problemas de Venezuela, que la crisis económica que atravesaba el país era el producto directo de la corrupción de los partidos políticos, que durante cuarenta años se habían repartido el dinero y habían dejado al país en quiebra. Chávez decía que los partidos políticos no escuchaban al pueblo. Que eran un grupo político anclado en el poder y que si queríamos que Venezuela saliera del hueco había que cambiar las cosas. Que en definitiva, había que derrotar a “La Cúpula” que era la alianza entre los bancos, los empresarios, y sus lacayos del gobierno”.

(…)

“Hay que agregar que tanto Monedero como Iglesias residieron en Venezuela y fueron asesores del chavismo durante varios años. Monedero, a los 40 años, fue asesor directo de Chávez y vivió con él en el palacio presidencial entre 2005 y 2010. Por su parte Pablo Iglesias vivió en Venezuela en 2006 y 2007 y prestó servicios de asesoramiento a varias instituciones chavistas incluyendo el despacho presidencial, tenía 28 años. Lo que cabe preguntarse es qué tipo de asesoramiento político puede dar una persona de 28 años sin experiencia política a un gigante como Chávez, un dictador que se prolongó en el poder durante casi 15 años y que contaba con el aparato de inteligencia cubano y la participación de Fidel Castro en su estrategia de gobierno. La respuesta es simple: ninguno. Lo más probable es que el gobierno chavista no recibiera asesoramiento alguno, no lo necesitaban. Los que estaban recibiendo asesoramiento, entrenamiento, y financiación política eran los de Podemos”.

(…)

EL ESCEPTICISMO

Cuando alguien habla de los nexos de Podemos con el chavismo la respuesta es escéptica. Cada vez que alguien traza la comparación lo que escucho es “España no es Venezuela” o alguna de sus variantes. Como por ejemplo: “España no es una república bananera, aquí no podrían implantar algo así porque España es un país serio” otro ejemplo: “En España esto no puede pasar porque España ante todo es Europa”.

En Venezuela ocurría lo mismo cuando los cubanos nos alertaban de lo que estaba por ocurrir. La gente no se lo creía. La respuesta era la misma: “Venezuela no es Cuba”.

(…)

Pero el hecho de que España y Venezuela son diferentes, como eran diferentes Venezuela y Cuba, no significa que no se pueda implantar el mismo modelo. La realidad es que las intenciones de Pablo Iglesias y de Podemos son justamente esas: implantar un comunismo dictatorial en España sobre la figura de Pablo Iglesias. Eso es lo que desean hacer, ese es el objetivo, y todos sus esfuerzos están destinados a trabajar por ello. Si lo consiguen o no es otro tema.

(…)

El escepticismo saludable es hacer lo contrario. Si Pablo te pide un euro para llevarte a la Luna  y Juan te dice que ir a la Luna es imposible y que Pablo lo que quiere es quitarte tu euro, el escepticismo saludable es dudar del que hace la promesa imposible, no del que te intenta hacer entrar en razón. Si Pablo Iglesias te está pidiendo tu voto a cambio de una serie de promesas que no puede cumplir, y alguien te dice que no suena creíble, lo sensato no es dudar del que te pone los pies en la tierra.

(…)

Cuando a los portavoces de Podemos les preguntan acerca de su financiación suelen decir, con mucho orgullo, que ellos son el único partido que pone a disposición del público sus cuentas, que cualquiera puede mirarlas por internet, famosamente agregan que sus bolsillos son “de cristal”. Bien, Podemos se financia por medio de un supuesto crowdfunding, básicamente significa que son sus seguidores quienes corren con el gasto mediante donaciones por internet. Investigando para este artículo encontré las cuentas de Podemos y las revisé. Entre el chorro de datos que aparecen en las cuentas de podemos, difícilmente se puede sacar una conclusión válida porque cualquier persona puede estar detrás de las donaciones. Naturalmente que si el gobierno de Maduro está financiando a Podemos no lo hará bajo el nombre “despacho del dictador de Venezuela”. De hacerlo serán más listos que eso y utilizarán empresas ficticias y nombres de terceros. Pero ni siquiera hace falta porque los datos que aparecen allí no están a nombre de nadie. Para que se entienda: cuando ves entre los datos de las cuentas de Podemos en su página web una donación que pone “Donaciones Paypal” no sabes quién está realmente detrás de esa donación. Podría perfectamente ser la tesorería de Venezuela. Lo mismo ocurre cuando ves una donación de “Donaciones Transferencia”. Incluso es posible que estos datos no sean el cuadro completo, que tengan otras cuentas donde reciben cantidades grandes de dinero y que sean ellos mismos quienes se auto depositan dinero a través de Paypal para montar el parapeto en su página web. En fin, hay mil formas de ocultar donaciones de terceros e internet es la mejor. Yo no estoy afirmando que lo estén haciendo, lo que estoy diciendo es que la transparencia de Podemos es cero. Poner “paypal” en las donaciones es tan claro como poner “me lo encontré en el portal al salir de mi casa”.

image

(…)

MI VIDA CON CHAVEZ

(…)

Lo único que Chávez temía era perder el poder. Así que al ganar lo primero que hizo fue comprar armamento pesado de guerra: tanques, aviones, armas, etc, y le dio armas de guerra a los Círculos Bolivarianos bajo cuerda (¿te suena lo de “Círculos”?). La misión de estos chavistas armados era ser “defensores del proceso revolucionario”.

(…)

EL GOLPE DE ESTADO BLANDO

(…)

El truco es muy sencillo: el dictador blando convence a la población de que la democracia significa única y exclusivamente votos. Lo hace por medio de la repetición. En cada discurso, en cada alocución, en cada escrito del dictador blando aparece la palabra democracia y siempre, SIEMPRE, aparece ligada al concepto de los votos. Los votos se convierten en el imaginario colectivo en el sinónimo de la democracia. Así, bajo este esquema, un presidente o a una iniciativa es más o menos democrática dependiendo de si la población la votó o no. De la misma forma, cuanto más veces vaya la población a votar, tanto más democrática es la sociedad. De esa manera el dictador puede hacer lo que quiera siempre que cuente con un resultado electoral favorable.

Cada vez que Pablo Iglesias habla de “soberanía popular”, cada vez que habla de “autodeterminación”, de “referendum”, de “participación ciudadana” y de “consultas” no está hablando de otra cosa que de votos. Todo su plan para hacer de España un país “más democrático” se basa en votos. En sustituir la amplia gama de mecanismos democráticos que se han desarrollado como alternativa al voto y para defenderse de lo que tradicionalmente se ha conocido como la “tiranía de las mayorías” por votos. De esa manera basta con encantar a las mayorías como se encanta a una serpiente para ganarse los votos y llevar a cabo cualquier proyecto.

Esto, naturalmente, es una mentira. La democracia y los votos no son dos conceptos intercambiables, no son sinónimos. La votación es un solamente un mecanismo democrático, pero la democracia NO es el voto. La palabra democracia significa varias cosas:

1) Separación de poderes (…)

2) Libertad de expresión y medios de comunicación independientes (…)

3) Estado de derecho (…)

4) Separación entre la vida pública y la vida privada (…)

5) Libertades básicas garantizadas por la ley (…)

6) Alternancia en el poder y múltiples candidatos en cada elección (…)

(…)

Los usurpadores crean iniciativas para “profundizar la democracia” a través de “la voluntad popular” como referendums, comicios populares y plebiscitos; pero al mismo tiempo y en paralelo destruyen todas y cada una de las premisas democráticas reales: disuelven la separación de poderes, nacionalizan y monopolizan los medios de comunicación, cambian las leyes de toda la vida por leyes ambiguas que pueden modificar en cualquier momento a su antojo. Es decir, mientras la población está ocupada votando si desean que pinten el color de las paredes del parlamento de blanco o de beige, los usurpadores están saboteando la división de poderes, cambiando las leyes de juego a placer, sustituyendo a los jueces por otros corruptos que absuelvan o castiguen a quien elija el presidente, y eliminando todas las libertades ciudadanas. A esto llaman una “democracia real”.

(…)

Basta con observar el programa de Podemos para entender que su plan de gobierno sigue punto por punto el programa del gobierno de Chávez en Venezuela. No es una casualidad. Es un método que puede ser replicado y utilizado en otros países para subvertir el orden democrático. Cuando digo que el programa de Pablo Iglesias y de Podemos sigue el programa de Chávez, lo digo en serio: es una copia al pie de la letra. Son exactamente las mismas maniobras. Pablo Iglesias ni siquiera lo oculta. Lo dice abiertamente. Y lo que quiero es demostrar es las consecuencias de cada uno de esos pasos y a dónde conduce este método.

FRANQUICIA DICTATORIAL

(…)

Lo primero que hizo Chávez fue instigar la división de clases. Esto lo hizo desde su campaña electoral. Inventó un término para denominar a sus enemigos que eran quienes tradicionalmente habían tenido el poder político en Venezuela: los partidos políticos y los empresarios. A todos estos los denominó “La Cúpula”. La frase se hizo muy popular, no solamente entre sus seguidores sino que todo el mundo empezó a usarla: los otros candidatos, los mismos partidos políticos, los presentadores de la tele. Todo el mundo hablaba de la noche a la mañana de “La Cúpula” y de cómo derrotarla. Pablo Iglesias hace exactamente lo mismo con “La Casta” que suena vernáculo y franquista, y que aparece de repente en todos los medios españoles.

(…)

Se empieza con un gobierno demócrata y si se aplican todos los pasos, se termina con un gobierno dictatorial de corte comunista pero con aspecto democrático. El método tiene 5 pasos:

1) Proceso Constituyente.

2) Nacionalizaciones y expropiaciones.

3) Eliminar la libertad de expresión.

4) Control de cambio y devaluación.

5) Reelección indefinida [Nota: la autora lo desconoce pero esto además, en España, no es necesario cambiarlo ya que los cargos electos pueden ser reelegidos indefinidamente, como Sánchez Gordillo, alcalde de Marinaleda].

Cada paso se da por vías democráticas aunque sean justamente lo contrario de la democracia. Cada paso se da con la complicidad del pueblo. Por eso es necesario engañarlos. La pantomima chavista se ejecuta en cada paso: se oculta la verdadera intención de la maniobra y se justifica ante la población como una medida necesaria, ineludible, y que se hace por su propio bien. En realidad hay única intención: controlar el país, prolongarse en el poder.

(…)

PROCESO CONSTITUYENTE

En el acto de jura de la constitución de los 54 eurodiputados electos les preguntaron: “¿Jurais o prometeis acatar la constitución?" todos los diputados levantaron la mano para decir "Sí, juro”. Pero cuando le tocó el turno a Pablo Iglesias en lugar de decir “sí, juro”, dijo:

 ”Prometo acatar la constitución hasta que los ciudadanos de mi país la cambien.”

(…)

Pablo Iglesias no ha dicho nada sobre un proceso constituyente en la televisión, al menos no que yo lo haya visto, pero sí lo ha mencionado en petit comité, frente a los Círculos de Podemos en mítines como el de Soria del 2 de Mayo en el que dijo que “es necesario abrir un proceso constituyente en España”, o como en otras entrevistas puntuales que ha dado.

Pero, ¿qué significa un proceso constituyente? y ¿Para qué sirve?

Un proceso constituyente plantea cambiar la constitución de forma radical. Es jugar a un borrón y cuenta nueva con la constitución. Es literalmente coger la constitución, tirarla, poner un papel sobre la mesa y empezar a escribir de cero. La constituyente es un cheque en blanco. Quiero que quede este punto muy claro porque es algo que Pablo Iglesias no le dirá a los españoles: un proceso constituyente significa que pueden hacer LO QUE SEA con España.

(…)

La primera maniobra política de Chávez fue justamente esta: cambiar la constitución. Chávez convenció a los venezolanos de que era muy importante “ir a Constituyente” porque, según su discurso, la constitución que teníamos no nos representaba, no había sido elegida por los actuales ciudadanos de Venezuela y no era más que una herencia obsoleta de gobiernos pro-yanquis.

(…)

Pero la cruzada ya empezó. Cada vez que los de Podemos desprestigian la actual constitución española en la televisión, están haciendo campaña política. La intención de llamarla “papel mojado” o “esos papelitos” no es porque se lo crean. Pablo Iglesias y cualquier otra persona involucrada en política sabe perfectamente que la constitución española es democrática, defiende la democracia y que se puede perfectamente gobernar con ella como han gobernado desde hace años en España los diferentes gobiernos. Su intención es desprestigiar la constitución en el imaginario popular, es preparar el terreno para poder introducir la idea de la constituyente como la solución en unos meses.

(…)

Nadie se opone si pones por escrito en la nueva constitución que nadie tendrá que pagar por el servicio eléctrico, por ejemplo [Nota: O vivienda gratis]. La gente encuentra esas dádivas irresistibles y suenan tan bonito que no se preocupan por lo demás. Da igual si al final lo ponen en práctica o no. Las modificaciones pintorescas son para entretener a los medios de comunicación.

(…)

Para poder hacer todo esto Podemos necesita convencer primero a la gente. Los argumentos que usarán en los debates para convencer a la audiencia de que el proceso Constituyente no solamente es bueno sino que es necesario serán los siguientes:

1) Soberanía. La actual constitución española no fue escrita por nosotros. Si queremos ser un país verdaderamente democrático tenemos que elegir el país en el que queremos vivir. Para eso necesitamos abrir un proceso constituyente.

2) Validez. La constitución que tenemos la escribieron las élites franquistas. Nos han engañado haciéndonos creer que el gobierno de la transición fue democrático cuando en realidad no hemos tenido una verdadera democracia en España porque la constitución la escribieron los herederos del régimen. Si queremos una España democrática tenemos que empezar de nuevo con un proceso constituyente.

3) Corrupción. Los problemas de corrupción que hay en España no son casos puntuales, son un problema estructural del sistema. La constitución permite cosas como el artículo 135 en el que le da prioridad en el presupuesto nacional al pago de una deuda que se adquirió no para proteger y dar una vida digna a los españoles sino para rescatar a los bancos. Una constitución como esta que permite que un sistema como este exista no debe ser sostenida. Tenemos que abrir un proceso constituyente para limpiar al país de las puertas giratorias del gobierno y las empresas.

4) Los derechos sociales. Los españoles no podemos permitir que hayan españoles sin electricidad o sin calefacción. Un país verdaderamente democrático provee a sus ciudadanos de escuelas dignas, de una salud pública digna, de medios de transporte dignos, de viviendas dignas, y por eso tenemos que abrir un proceso constituyente, para construir una España más justa.

(…)

NACIONALIZACIONES Y EXPROPIACIONES

(…)

El hecho es que Pablo Iglesias continuaba su discurso diciendo que este tipo de corrupción es posible porque existe una puerta giratoria entre el gobierno y las empresas y que debería ser ilegal que una persona que fue elegida para un cargo del gobierno trabaje después en una empresa privada. Remataba diciendo que esto ocurría porque los gobiernos necesitaban dinero, y tenían que negociar favores con los bancos y los empresarios para obtenerlo. La solución para Pablo Iglesias es nacionalizarlas, desde luego. Esto no es un secreto, lo ha dicho mil veces y lo pone el programa de Podemos con las siguientes palabras textuales:

Recuperación del sector público en los sectores estratégicos de la economía: telecomunicaciones, energía, alimentación, transporte, sanitario, farmacéutico, y educativo mediante la adquisición pública de una parte de los mismos que garantice una participación mayoritaria pública en sus consejos de administración

Las empresas que se han mencionado aquí y allá como posibles candidatas a la nacionalización son: Iberia, Telefónica, Iberdrola, Gas Natural, Red Eléctrica, Transmediterránea, entre otras.

(…)

Lo que pretenden los políticos cuando hablan de nacionalizar y expropiar es eliminar al intermediario. Es decir, en el actual estado de corrupción, un político quiere dinero, el empresario tiene dinero, así que el político se ve obligado a pactar con el empresario que a cambio de su dinero le pide favores. ¿Qué hacen los políticos cuando nacionalizan una empresa? quitan al empresario de la ecuación, y meten la mano directamente en la olla. Ya no necesitan que un molesto intermediario pacte con ellos. Ahora son libres de coger lo que quieran cuando quieran. ¿Y qué ocurre? ¿Son menos corruptos? La realidad es que son igual de corruptos. La única diferencia es que si nacionalizas las empresas tienen menos obstáculos a la hora de robar. Empresas que verdaderamente eran de la nación porque creaban puestos de trabajo para la gente y proporcionaban un servicio valioso se transforman en cuestiones turbias, inoperantes y finalmente inviables.

(…)

Todo lo que el gobierno nacionalizó se fue a pique, no porque Chávez en particular fuese muy mal administrador o particularmente corrupto. Fue porque nacionalizar las empresas las transforma en una cuenta de ahorros del gobierno, no hay un individuo que se beneficie puntualmente de que la empresa funcione correctamente y de manera óptima, y por lo tanto la empresa queda en manos de nadie. A la deriva. Así se destruye la estructura de un país y se le aleja de la autonomía. En Venezuela a día de hoy todo se importa: desde la electricidad (imagina eso, un país petrolero con problemas energéticos) hasta la comida más básica.

(…)

Pablo Iglesias también quiere nacionalizar los “sectores estratégicos” de España. De acuerdo con su programa, Podemos quiere nacionalizar toda una serie de sectores para “garantizar que ningún español se quede sin luz ni calefacción”. Habla de nacionalizar sectores de todo tipo incluyendo el de transporte. Pablo Iglesias ha llegado a hablar de nacionalizar empresas como Iberia. Hay que ser muy ingenuo para pensar que Podemos quiere nacionalizar empresas españolas para el bien de los españoles. Basta con ver lo que ocurrió en los países a los que él estaba “asesorando”.

ELIMINAR LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN

(…)

En sus múltiples debates, Pablo Iglesias habla de controlar a los medios de comunicación, y una vez más repite su pantomima de decir justo lo contrario de sus verdaderas intenciones. Textualmente habla de que “los medios de comunicación tienen que tener un control público para garantizar la libertad de prensa”

(…)

CONTROL DE CAMBIO Y DEVALUACIÓN

(…)

Pero el control de cambio no es solamente un atractivo mecanismo de corrupción sin límites, lo más peligroso del control de cambio es que tiene una segunda intención de tipo dictatorial. Cuando prohibes a la ciudadanía cambiar su dinero a otras monedas y además la devalúas nadie puede ahorrar. Nadie puede construir nada porque construir es algo que se hace a largo plazo pero lo que cobran hoy no valdrá nada mañana. Así que la población tiene que vivir al día. Lo que cobran hoy lo usan hoy. Nadie tiene la capacidad de formar una empresa, o de acumular dinero. Es, en efecto, una medida de tipo comunista. En lugar de abolir la propiedad privada y pagarle a la gente en estampitas, con la suma entre el control de cambio y la devaluación no hace falta poner estampitas porque el dinero mismo del país queda transformado en billetes de Monopoly, en estampitas, que no valen nada fuera del país y que no se pueden acumular.

(…)

Si Pablo Iglesias quiere imponer un control de cambio o devaluar la moneda va a tener que encontrar la forma de salir del euro. Posiblemente tenga que romper con la Unión Europea.

Pablo Iglesias ya está hablando de esto, por cierto. De ambas cosas. Habla de que España no necesita formar parte de un club. Que la autonomía de los españoles para controlar su moneda no debe ser limitada por la “Troika”. Que si España sigue o no en la comunidad europea dependerá de las condiciones que le den. Que si le permiten poner condiciones beneficiosas para los españoles como por ejemplo, salir del euro, entonces quizás se quede. De lo contrario “ya veremos qué habrá que hacer”.

(…)

EL PEREGRINAJE COMUNISTA

(…)

Nadie entiende de dónde salen los dictadores comunistas hasta que ya están instalados para siempre en sus sillas. No son líderes espontáneos. Los preparan para secuestrar países desde que son prácticamente niños y les dan apoyo tanto económico como estratégico. El peregrinaje comunista es una constante. Ni siquiera Chávez inventó su estrategia. Chávez era un acólito de Fidel entrenado y puesto allí por los que vinieron antes de él de la misma manera en que Fidel fue puesto allí por el Kremlin.

La manera en la que operaba el bloque comunista es la misma forma en la que siguen operando hoy los satélites chavistas. Los comunistas no son ciudadanos del estado como cualquier otro. Un comunista español no es realmente un ciudadano español como puede serlo cualquier otro. Un comunista español es en realidad primero y último un agente del comunismo, no debe ninguna lealtad a España. Cuando un comunista llega al poder en cualquier país no gobierna para sus ciudadanos, gobierna para los otros comunistas del mundo. Por esa razón llegan a un país y hacen lo posible por poner todos los medios de ese país al servicio del comunismo, no de sus ciudadanos. Nacionalizan las empresas y las exprimen para financiar nuevas dictaduras comunistas en los países vecinos. Se introducen en nuevos países como en el pasado lo hacían las misiones católicas con el expreso propósito de adoctrinar a un grupo de jóvenes que dejarán de ser españoles o venezolanos o ecuatorianos o lo que sea, y se transformarán en agentes internacionales del comunismo organizado.

No son solamente los chavistas o los bolivarianos. Dilma Roussef fue una terrorista comunista en su juventud que hacía cumplir la voluntad de Fidel Castro en Brasil. Hoy en día es presidente. Pablo Iglesias militó en grupos comunistas desde su infancia al igual que Juan Carlos Monedero. Ambos peregrinaron a Venezuela y quién sabe si fueron a Cuba. Hoy intentan llegar al poder en España, y no lo hacen por los españoles, lo hacen por los comunistas, por los poderes extranjeros. A Pablo Iglesias y a los comunistas en general no les interesa la soberanía del país. Tampoco buscan independizarlo de influencias extranjeras. Lo único que quieren es que las influencias extranjeras sean las correctas, es decir, quieren liberarse de la “Troika” para pasar a estar bajo la influencia de la Troika, sin comillas.

(…)

Como última reflexión me quedo con estos fragmentos:

El mejor escenario es el siguiente: si votamos a Podemos y resulta ser un gobierno democrático, obtendremos cuatro años de un gobierno social-demócrata similar a los gobiernos social-demócratas anteriores. Con suerte será un gobierno menos corrupto que el PSOE. Esa sería la ganancia. El riesgo, por otra parte, es lo que podría pasar bajo el peor escenario y es esto: si Podemos resulta ser una réplica del gobierno chavista y logran sus cometidos los españoles perderán todas y cada una de sus libertades que hoy dan por sentado, perderán la libertad de expresión, el derecho inquebrantable a la propiedad privada, España se sumirá en una crisis económica mil veces más profunda de la que atraviesa en este momento, habrá expropiaciones a todo nivel, el dinero de los impuestos de los españoles será utilizado para financiar campañas políticas en otros países, y la estructura democrática se habrá perdido. ¿Merece la pena tomar este riesgo?

La libertad es algo frágil. Conquistarla es un proceso largo y duro, pero perderla es muy fácil. La democracia en España es joven, y fue conquistada con dificultad. Una cosa que hay que comprender es que la democracia es un estado más ordenado que una dictadura, o una anarquía. Requiere de que una gran cantidad de factores y la voluntad de un gran número de personas confluyan en un mismo espacio. Por eso construirla es difícil pero romperla es sencillo. En ese sentido es como un vaso de vidrio. Crear el vaso de vidrio es difícil, romperlo es muy fácil. Los vasos de vidrio se rompen de forma muy simple, sólo hay que darles un golpe. Los vasos de vidrio se rompen de forma natural, las partes salen volando en todas direcciones y allí se quedan. Pero nadie nunca ha visto a los trozos de cristal roto volver a componerse espontáneamente y producir de nuevo en un vaso de cristal. Eso no ocurre porque la naturaleza no va del desorden al orden. España tiene poca experiencia democrática, y su frágil estructura difícilmente podrá soportar los golpes a los que podría someterla el gobierno de Podemos. Si el riesgo merece la pena es algo que cada español debe considerar.

(…)

Podemos quiere ganar las elecciones y convertir a España en el nuevo satélite bolivariano. Si lo consiguen la gente mirará a Pablo Iglesias y se preguntará en qué momento se convirtió en un dictador comunista. Cómo paso de ser el demócrata de los debates televisivos y se convirtió en el déspota tirano. Esta es la realidad: Pablo Iglesias ya es un dictador comunista. Ya es un tirano. Se está escondiendo detrás de una máscara de democracia, está siguiendo el guión. Que España se convierta en la cárcel de tus hijos depende de ti.

Ya lo ha dicho ella: depende de ti.

Jul 9

El polvorín demográfico de Gaza

Ahora que la situación de Gaza ha vuelto a explotar (la última vez que yo recuerde fue en 2008) creo que es conveniente rescatar un artículo que el Financial Times publicaba hace casi exactamente 7 años, en el que abordaba un aspecto que para muchos será desconocido (para mí lo era entonces): uno de los componentes responsables de la violenta situación de la franja de Gaza es la explosión demográfica. Y de ésta a su vez ha sido responsable la ONU.

Ya entonces el artículo avisaba de lo que pasaría 15 años después si no se ponía remedio. Pues bien, no se ha tardado tanto. Aquí tenéis el artículo traducido al castellano:

Por qué Gaza es tierra fértil para jóvenes violentos

Por Gunnar Heinsohn, Financial Times Publicado: 14 Jun de 2007

El 11 de septiembre de 2005, Israel abandonó la franja de Gaza. Al día siguiente, cuatro sinagogas ardieron en llamas. Una alianza entre jóvenes de Hamas y de Al Fatah aclamaron estas profanaciones como hogueras que celebraban el futuro de una Palestina independiente.

Dieciocho meses después, los combatientes de las dos organizaciones todavía cooperaban en ataques contra su odiado vecino. Antes de junio de 2007 sus misiles Kassam habían matado ya a 11 israelíes. En que el mismo período, unos 600 palestinos cayeron víctimas de la guerra fratricida. Miles más resultaron heridos y la mitad de la población quedó traumatizada por una implacable cadena de asesinatos productos de la venganza. Ocultados tras máscaras, incluso entre hermanos se despedazaban.

¿A quién culpar por toda esta violencia y este conflicto? Hay muchas respuestas a esto, pero es interesante observar que Ahmed Youssef, hombre importante dentro de Hamas y consejero político de Ismail Haniya, el primer ministro palestino, no culpa de los problemas de Gaza a “los judíos” ni a la carencia de fe religiosa entre sus opositores seculares de Al Fatah. En mayo de 2007 dijo al periódico de El Cairo “Al Ahram” que el principal problema era la imposibilidad de Fatah y de Hamas “de controlar a sus propios hombres en las calles”.

¿Pero por qué la violencia ha explotado fuera de control en una cultura donde la obediencia ciega es una virtud? La respuesta reside en otro tipo de “explosión”.

Gaza ha sido inundada por una explosión demográfica que no da muestras ningunas de disminuir. Entre 1950 y 2007, su población ha pasado de 240.000 al casi 1.5 millones. ¿Cómo es posible un crecimiento tan rápido en un territorio pequeño en el cual no se puede hablar de ningún tipo de economía?

Este extraordinario logro ha sido conseguido por la Agencia para los Refugiados de Palestina en el Cercano Oriente de las Naciones Unidas (UNRWA), que, de acuerdo al derecho internacional, trata a cada residente de Gaza como un refugiado. Proporciona alojamiento, enseñanza y asistencia médica para cada recién nacido, tanto si es el primer niño como el décimo hermano.

Como resultado de estas políticas y de los programas de la UNRWA, han convertido a la mayoría judía de Israel y sus territorios en una minoría. En el rango de edad por encima de los 60 años, los judíos lideran por tres a uno en la población. Pero pierden terreno en las generaciones más jóvenes que emprenderán las guerras de las décadas venideras. En 2005 había 640.000 muchachos judíos por debajo de 15 años, contra el 1,1 millones en el sector árabe. Muchos jóvenes judíos son hijos únicos en sus familias, que se concentran en futuras vocaciones. Sin embargo, más de dos tercios de los jóvenes árabes son segundos, terceros y hasta cuartos hermanos. Ni sus padres ni la UNRWA les dejarán ninguna propiedad, ni los prepararán para ocupar un lugar digno en sus vidas.

El Sr. Haniya, por ejemplo, nació en 1962 y fue educado por la ayuda del dinero occidental. Es el padre de 13 niños. En el rango de edad del Sr. Haniya, de 45 a 59 años, Gaza tiene 46.000 hombres en 2007. En el rango de edad de 0 a 14 años, hay 343.000 jóvenes. En EEUU, cada 1000 hombres en el rango de edad de 45 a 49 años están acompañados por solamente 945 muchachos en el rango de 0 a 4 años. Para los judíos israelíes, la relación es de cerca de 1.000 a 1.500. En Gaza, sin embargo, a cada 1.000 hombres entre 45 y 49 años les siguen casi 6.200 muchachos entre 0 y 4 años.

Si la población en EEUU se hubiera multiplicado al mismo ritmo que en Gaza, EEUU habría pasado de una población de 152 millones de habitantes en 1950 a 945 millones en 2007, más de tres veces el tamaño de su población actual, 301 millones. Sería hogar de, no 31 millones de varones en edad de luchar (entre 15 y 29), sino de hasta 120m. Enfrentados a tal explosión de población, ¿podrían los políticos americanos y las organizaciones culturales “controlar a sus hombres en las calles”?

Durante los próximos 15 años muchos más jóvenes y violentos varones vagarán por las calles de Palestina, debido a un defecto de raíz en el proceso de paz entre Arafat y Rabin. La promesa occidental de apoyar a todos los niños ya nacidospero cortando la ayuda internacional a los palestinos nacidos después de 1992, y, simultáneamente, parar los nuevos establecimientos israelíes, debían haber sido los primeros pasos del proceso de Oslo. Como en Argelia o Túnez, donde el índice de fertilidad [media de hijos por familia] total bajó del 7 hasta el 2 y donde el terror ha cesado, Gaza, en 2007, habría visto a casi todos sus muchachos alrededor de los 15 años como hijos únicos. Habrían tenido por lo tanto poco aliciente en matar a su propia gente o a los israelíes. Con todo, la fertilidad total de Gaza está hoy todavía cerca de 6. Este armamento demográfico continuará proporcionando una gran cantidad de hombres jóvenes que no tendrán ninguna perspectiva del empleo y de ningún lugar en la sociedad, y cuya única esperanza es luchar.

¿Entendéis ahora por qué a Hamas no le importa que maten a los palestinos? Les sobran, deben pensar los terroristas.

Los responsables de lo que está pasando en Gaza no es Israel, sino que somos todos los demás países.

Democracy is dead. Long life atomocracy!

atomocracy (from the Greek words άτομο (atom) “individual” and κράτος (kratos) “power”): form of government in which each individual can choose how he or she wants to be governed independently of the decisions of the other individuals.

Old people of the city tells the story that in a close town there were three companies dedicated to marketing and communication located in the same building, on three contiguous floors, one over each other. The building was flat and it was oriented to the south. Thus some offices could always enjoy the sunlight, but the offices across the hall almost never received any sunbeam. All offices were initially equipped with a central air conditioning system. The problem of this system is that you never can satisfy everybody. When summer sun was hitting mercilessly, south-facing offices demanded the temperature of the air conditioning system to be decreased. But when doing so, the temperature in the offices located in the north face was so low that many of the workers there were getting colds very often and they were continually requesting sick leaves. If they had obeyed the offices on the north side, then the office workers in the south-facing offices would have suffered so hot temperature that their productivity would have been reduced significantly, and some would have also fainted.

In the company located on the 7th floor of the building all decisions were made always by the boss, who had his office at one end of the plant, with east orientation. When the morning sun lit up his office, he reduced the temperature of the air conditioning of the entire plant, so that employees on the north face suffered the consequences. In the afternoon, when the sun no longer illuminated boss’ office, the temperature was increased and then it was the workers on the south side of the building who were suffering the heat. However he was the boss and no one dared to contradict him for fear of being fired.

In the company located on the 8th floor of the same building the temperature was decided by a voting system, and the majority decided if the temperature had to be raised or lowered. Depending on the season, supporters of raising or lowering the temperature were alternating victories. Nobody was permanently happy but every employee had the feeling of “winning” at least for a few months. The rest of the year he was suffering the consequences.

The company located on the 9th floor decided to undertake a troublesome, annoying and costly refurbishment of the whole plant, and installed an individual air conditioning system for each office, with individual controls systems. Therefore each employee could set the temperature of his/her office as he/she wanted, to create the most suitable working environment.

Over the months the company from the ninth floor began to become more competitive against those of the other two, up to a point of snatching them the market and almost all customers. In addition, as they had also more and more work, many employees of the companies located in the seventh and eighth floors left their companies and sought work in the company plant located on the ninth floor. After a couple of years the company from the 9th floor had completely absorbed the other two, rented the two floors, and hired all its employees, which now enjoyed air conditioning systems individualized and better wages and conditions because to higher productivity.

The corollary of the story for the old people of the city was clear: “No one knows what is better for you than yourself.”

If the building were the World, each plant were a country, and how to control the air conditioning were their forms of government, seventh floor would clearly be a dictatorship, and the eighth floor a democracy. The stale and negative aspects of the dictatorship are well known and need not additional comment. But … what about the democracy?

Well, the democracy is also obsolete.

In February this year I attended the International Students for Liberty (SFL) conference in Washington DC, where I had the “honor” of listening to Oliver Stone live during one of the panels. One of my friends from Estudiantes para la Libertad (SFL Latin American branch) asked him about his opinion on what was happening at that time in Venezuela. In February the student revolts in Venezuela had already started and so had done the casualties among the young students when protesting against their Government. The answer of Oliver Stone was pretty embarrassing: “last elections in Venezuela were the most fair and transparent in its history and democracy in Venezuela is exemplary; it is the opposition who is acting undemocratically.”

Not for being expected the response was less unfortunate. When someone like Oliver Stone, defender of the worst totalitarian regimes in Central and South America, stands as a defender of democracy, it is when you realize that democracy is reallyf*cked.

Very recently in Turkey President Erdogan was caught in a conversation with his son giving instructions to get rid of 700 million euros. The conversation was dropped to the Internet and it flooded the social networks during the Turkish electoral campaign. In retaliation Erdogan ordered to block Twitter and Youtube, crushing as well the riots that were taking place on the streets. In the elections held a few days after he won again with a remarkable majority.

But there´s no need to leave the country: in Spain we are also experts in this field. In the last European elections, the party that has ruled for 40 years in Andalusia, which is involved in an endless number of corruption cases, won again the elections. Same in Valencia. And 1.2 million Spaniards voted for a party whose electoral program, if implemented, would condemn the country to hunger and misery. Proposition 8 in California, Arab Spring results… there are thousands of examples. That is democracy.

What does then all this mean?

It has only one meaning: democracy is dead; democracy is overcome; democracy is obsolete. I do not deny the historical role that democracy has had in building free societies but it has already reached its saturation point and it can only regress.

Then, what alternatives do we have?

In the world of today, when you dare to criticize democracy or you declare yourself contrary to it, it is something like being black and getting into a KKK party. The Taliban political correctness will soon embark you with the worst dictators, even when many of those who accuse you are themselves defenders of the world’s worst dictatorships. It seems that they have not understood, or they don´t want to understand, that the alternative to democracy is not dictatorship.

For example, what if when you vote for a particular party in an election, you could see yourself obligated to enjoy or suffer 100% of their electoral program? What if the vote would condition your life? What if instead of ending up being governed by what the majority voted, the vote would really mean that you can choose how you want to live regardless of what others vote? Would you then repeat your vote after 4 years or would you change it? How would the voters evolve? What if we could choose our individually desired air conditioning temperature as in the initial example? What if instead of democracy, we had … atomocracy?

Probably you will be thinking it’s a crazy idea, but it is not so crazy. With today’s technological advances, advances that many governments are trying to stop more or less successfully, it could be implemented. In fact a few days ago it jumped to the news that the Spanish Popular Party was thinking of creating “upscale neighborhoods” where taxes are higher in order to enjoy better public services. How about the reverse? It’s not that hard. You just have to free your mind from prejudices.

This idea, atomocracy, was the main idea of the presentation I made at Circulo de Bellas Artes in Madrid last Friday 13th of June during the presentation of my first book “Perfectopia”.

It is that, atomocracy, what Perfectopia is about and where I present this new concept. The book begins in the present, where the protagonist, Sam, is a boy of the Occupy movements as many others who rally against capitalism, the markets, the rich people, the businesses, multinational companies, globalization… Protests start then breaking out throughout Europe simultaneously to the worst economic and social decline ever seen by the European continent: The Great Chaos. All power structures are destroyed; riots and murders occur in every corner of every country; leaders and royal families flee leaving their citizens to their fate…
Immediately the book moves forward in time and our hero suddenly appears 15 years later, in a new world where this new system, the atomocracy, has already been established. In this new system the possible voting options are: the Plannees (or communist), the Semi-Plannees (Socialists), the Traditionalist (or Conservatives), the Naturals (radical ecologist, anti-science and anti-technology, etc…) and the Freemen. But there, in the future, voting has many more implications than simply voting for a party like nowadays: you also choose a lifestyle. Loyal to his beliefs Sam votes for “the Plannees” (like many voted in the last European elections) and then the story revolves around what happens when you have to face your own ideals.

The book shows how those different societies emerged in this new system (the atomocracy) interact, being among them one type of society that has never been seen in action yet: the Freemen, a fully free society. Many things happen, many adventures, lots of action and intrigue, but for that you have to read the book.

Shall we implement the atomocracy? Welcome to Perfectopia.

(A white supremacist nationalistic European) Winter is coming.

Quo vadis Europa…

La entrevista a Pablo Iglesias que no leerás en ningún otro medio

El Rey Está Desnudo: Hola Pablo, enhorabuena por los magníficos resultados que ha conseguido tu formación en las pasadas elecciones europeas.

Pablo Iglesias: Muchas gracias.

ERED: Nuestros lectores están realmente intrigados. Cuéntanos, Pablo, ¿realmente esperabais semejante éxito?

PI: Bueno, pues si te soy sincero, no, no lo esperaba. Nos ha pillado de sorpresa a todos.

ERED: Mucha gente apunta a diversas causas como las posibles del éxito de Podemos: su aspecto renovador, una figura carismática y mediática, un programa que concuerda con los sentimientos de la gente,… ¿Tú a qué crees que se debe el inesperado éxito de Podemos?

PI: Pues a que subestimé la facilidad con la que los españoles son manipulables y lo realmente sencillo que es hacerles creer mentiras.

ERED: Perdón… ¿cómo dices?

PI: Vamos a ver, que parecéis tontos. Todo esto no ha sido más que un plan para poder vivir de lujo los próximos años sin dar un palo al agua. ¿Qué mejor puesto para eso que el de eurodiputado, donde cobras más de diez mil euros mensuales y encima tributas en Bruselas al 20% por no hacer nada, viajar en business y dejarte agasajar por los lobbies?

ERED: Pero entonces, el programa…

PI: Memeces… ¿Quién en su sano juicio se cree semejantes burradas?

ERED: Pues supongo que tus votantes, ¿no?

PI: La mayoría ni se lo han leído, simplemente han visto a un tío majo que salía por televisión, yo, y que decía cosas bonitas contra los bancos y los ricos. Y los que se lo han leído y se lo han creído, esos sí que tienen un problema jajaja.

ERED:¿Entonces todo es una mentira? ¿Una elaborada mentira?

PI: Producto de una mente brillante como la mía, sí. Yo estaba un día en casa y me dije: “Pablo, esto de trabajar es un coñazo, tenemos que hacernos ricos pero ya”. Cuando vi lo popular y lo mediático que me había convertido empecé a diseñar el plan: hay mucha gente desesperada por la calle, mucha gente harta de los políticos, de los banqueros, del sistema, de los ricos, gente que está perdiendo sus casas, gente que se agarraría a un clavo ardiendo… ¿por qué no aprovecharse de su desesperación y de su ignorancia? Esa es la base de todos los grandes timos y estafas. Las elecciones europeas eran el marco perfecto: una gran abstención general en la que sólo los más cabreados votarán, una circunscripción única, elecciones percibidas como absurdas donde la gente se atreve más a experimentar con el voto…

ERED: Pero lo de la elaboración de las listas por primarias abiertas…

PI: Pues todo eso es simplemente parte del plan. Había que hacer creer a la gente que ellos tenían el control. Lo de las primarias estaba bastante bien pensado: mientras saliera yo el primero de lista (y yo sabía que iba a salir) aunque el resto de la lista se llenara de gente que no sabe hacer ni la “O” con un canuto me daba igual, lo importante era disfrazar esto con un halo de democracia y regeneración. Lo único importante era que yo tenía que ser el primero. Pero a ver, si llevamos a un estudiante de bachillerato botellonero en las listas, ¿te lo imaginas haciendo leyes jajaja?

ERED: Y el programa elaborado en asambleas…

PI: Porque la gente no quiere que le digas la realidad, sino lo que quiere oír, y como yo lo que quería era colocarme en Bruselas, me daba igual la cantidad de barbaridades que hubiera en el programa. Ese programa está basado en delirios y en el hecho de que jamás tendrá que ser aplicado. Si la gente hubiera querido poner que se obligara a los restaurantes con ganancias a dar comidas gratis hasta que no ganasen ni un euro, se habría incluido. Pero a nadie se le ocurrió. Daba igual la cantidad de mentiras y sandeces que el programa tuviera, la gente no vota sentido común, la gente vota cosas gratis aunque para ello tengas que violar las leyes de la física o las matemáticas. En España los españoles llevan 40 años votando a los que mejor les han engañado, a las mejores mentiras mientras mantenían a una noble casta política. Yo simplemente me he beneficiado de ello, como tantos otros antes que yo.

ERED: Y entonces, ¿esto acaba aquí? ¿No hay futuro para Podemos?

PI: Pues si te soy sincero, yo sólo pensaba llevar hasta aquí y pegarme unos 5 añitos de retiro en Bruselas viviendo de puta madre. Pero visto que tanto los españoles como los medios me queréis convertir en el nuevo Mesías, el nuevo guía del pueblo, pues creo que voy a seguir adelante. Si Rajoy y Zapatero han sido presidentes del Gobierno, ¿por qué no puedo serlo yo?

ERED:¿Por lo tanto piensas presentarte a las próximas generales?

PI: Claro, ¿por qué no? La gente me ama y se cree mis mentiras, tengo que aprovecharlo. Con seguir saliendo todos los días por la televisión basta. Con una buena dosis de telemierda diaria conseguiré gobernar con mayoría absoluta. Si es necesario ya me encargaré de comprar a los de Izquierda Unida convenientemente, como ha hecho el PSOE en Andalucía. como sabrás, la gente de izquierdas es muy fácil de comprar.

ERED: Pero entonces si gobierna tendrás que aplicar tu programa…

PI: Jajaja ¿pero tú en qué mundo vives? ¿Cuándo has visto tú un partido político que cumple su programa? De todos modos, y una vez en el Gobierno, no tendría ningún problema en aplicarlo. Mi modelo, como vosotros sabéis, es Venezuela: mientras yo y mi élite política vivamos de puta madre, me da igual cargarme el país y que la gente no tenga ni para limpiarse el culo, literalmente. Yo seguiré siendo su Mesías, seguirán creyendo mis mentiras y con acusar de sus males al imperialismo, al capitalismo, a los ricos y banqueros me bastará. Me seguirán votando. Y una vez en el Gobierno es muy fácil poder manipular unas elecciones con la red de comisarios políticos adecuada.

ERED: Veo que lo tiene todo bien pensado, sí… ¿Y no crees que la publicación de esta entrevista puede hacer daño a tus planes?

PI: Pero por favor, ¡qué ingenuo eres! ¿Pero acaso no has visto el resultado del PSOE en Andalucía? ¡La gente es idiota! ¡Les mientes, les robas, les meas en la cara y te siguen votando! Esto es España. No te preocupes, esta entrevista no va a tener ningún efecto en mis planes. Que para eso soy Pablo Iglesias, el nuevo niño “prodigio”.

ERED: Pues nada, te deseo mucha suerte en tus planes y muchas gracias por concedernos esta entrevista.

PI: De nada, ¿quieres que te firme una foto mía?

¡Ya puedes formar parte del universo de Perfectopía!

Hoy hemos activado nuevas secciones en la web de la novela Perfectopía. A partir de hoy ya podrás sentirte un poquito más ciudadano del Nuevo Orden Mundial, y elegir la forma en la que vivirás durante los próximos 4 años, aunque sea virtualmente. Para ello cada una de las opciones políticas te presenta un breve programa electoral con el que intentarán atraer tu voto. Aquí puedes leer los resúmenes de sus programas, y aquí efectuar tu voto.

Si ya has leído Perfectopía ya sabes lo que tu voto implica. Si no lo has leído, cuidado, porque en el Nuevo Orden Mundial el hecho de votar implica muchas más cosas que ahora. En el Nuevo Orden Mundial los actuales y decadentes sistemas democráticos son superados por un nuevo sistema que permite a cada ciudadano vivir de la forma que desee, sin mayorías imponiéndose a minorías ni (peor aun) minorías imponiéndose a mayorías, y evitando que los que votan una opción se vean afectados por los que voten las otras opciones. Es decir, se superan todas las deficiencias del “menos malo de los sistemas”, como se conoce a la democracia, permitiendo a cada ciudadano elegir su propio estilo de vida. Por ello, si eliges “planificado”, o “natural”, vivirás como tal durante los próximos cuatro años, con sus ventajas y desventajas, pudiendo cambiar de opción si lo deseas en el siguiente periodo electoral.

Continuar leyendo Perfectopia.co

Now you can be part of the world of Perfectopia!

Today we activated new sections on the website of the Perfectopia book. From today on you will feel a little more like a citizen of the New World Order, and choose how you will live for the next 4 years, even if it is just virtually. Each of the electoral options presents a brief electoral program with which they will try to attract your vote. Here you can read summaries of their programs, and here you can vote.

If you’ve read Perfectopia you know already what your vote means. If you have not read it yet be careful because in the New World Order voting implies much more than nowadays. In the New World Order the current decadent democracies are superseded by a new system that allows every citizen to live the way he or she wants, without majorities imposing on minorities or (even worse) minorities overpowering majorities, and preventing those voting one option top be affected by the people who voted other options. That is, all the shortcomings of the “less bad of the systems”, as usually democracy is called, are overcome, allowing individual citizens to choose their own lifestyle. Therefore, if you choose “Plannees ” or “Naturists”, you´ll live as such for the next four years, with their advantages and disadvantages. You will be able to change options if you so wish during the next election period.

Go on reading at: http://perfectopia.co/web/content/now-you-can-be-part-world-perfectopia